Con la tecnología de Blogger.

sábado, 26 de diciembre de 2009

Copenhague: El "acuerdo" y lo que sigue


Y acabó la cumbre...

Y acabó con un acuerdo... mucho menos de lo que se esperaba, sin embargo, podemos pensar, optimistamente,que es la base de una serie de acuerdos futuros que tendrán relevancia sobre lo medioambiental en los próximos años.

Ahora, pasando al punto de vista de la RealPolitik, era poco probable que se lograra un acuerdo ambicioso y se cumpliera con las exigencias de todos los países, en particular respecto a dos temas: a) la firma de un tratado legalmente vinculante entre las partes (lease, de cumplimiento obligatorio por todos los firmantes, con el compromiso del refrendo del tratado por las legislaturas nacionales respectivas) y b)la reducción de emisiones hasta la concentración de 350 ppm (partes por millón) considerada suficiente para ahorrarnos lo peor del cambio climático.

Sin embargo, se ha alcanzado un acuerdo: ciertamente no pasa de una mera declaración política sin compromisos reales y sin metas definidas. Y la posición de los líderes mundiales, pese al reconocimiento público por parte de ONGs y otros miembros de la sociedad civil del desastre ocurrido, es un optimismo algo tonto.

Tenemos, por ejemplo, las declaraciones oficiales del primer Ministro de Bangladesh, Sheikh Hasina quien manifestó entre otras cosas que: Estaba complacido en decir que se había tenido éxito en llegar a una conclusión razonable.

Otra Opinión interesante de leer, la encontramos en esta columna de Ed Miliband en The Guardian del cual cito:

No obtuvimos un acuerdo de reducciones al 50% en las emisiones globales al 2050 o de 80% en los países desarrollados. Ambas fueron vetadas por China, a pesar del apoyo de una coalición de países desarrollados y una amplia cantidad de países en desarrollo. Por cierto, esta es una de los temas a considerar a futuro: el viejo orden de países desarrollados contra países en desarrollo ha sido reemplazado por alianzas más interesantes.

(...)Hay una cuestión más amplia, también, acerca de la estructura y naturaleza de las negociaciones. Las últimas dos semanas a veces han presentado una imagen de farse al público. No podemos permitir otra vez que negociaciones de temas de real importancia sean secuestradas de este modo. Necesitaremos una gran reforma del cuerpo de las Naciones Unidas supervisando las negociaciones y de la forma en la que las negociaciones han sido conducidas.

Una crónica más detallada y jugosa del papel de China en lo que significó la elaboración de un tratado que no satisfizo a nadie puede encontrarse en esta nota tambien de The Guardian, que de paso, también analiza las motivaciones del -actualmente- primer emisor de gases de invernadero del planeta.

El crecimiento de china y su dominio político y económico en aumento, está basado principalmente en el carbón barato. China sabe que se está volviendo una superpotencia indisputable, que ciertamente ha puesto a prueba su muscular confianza en Copenhague. Su economía basada en el carbón se duplica cada década y su poder se incremente acordemente. Sus líderes no alterarán esta fórmula mágica a menos que tengan absolutamente que hacerlo.

Estas dos imágenes de lo ocurrido nos plantean una nueva cuestión, tanto en lo referente a las emisiones como en la política global. Y es que, probablemente, todo el punto de la cumbre no era el lograr que los países "ricos" se comprometieran a reducir sus emisiones (que era algo relativamente plausible dados los acontecimientos) sino que los mayores contaminantes de los países "emergentes" que no tenían obligación alguna de firmar un tratado lo hicieran, máxime cuando son emisores tan conspicuos como los otros, y allí lo tenemos, lo que en realidad pretendía el Gobierno norteamericano era comprometer a China y la India en reducciones significativas, de modo que los conservadores en casa no le pudieran echar en cara que le estaba regalando una ventaja comparativa a los chinos. Lo mismo aplica a la India y de cierto modo, el acuerdo (vago, sin metas y sin compromisos reales) refleja hasta que punto estos dos países han adquirido importancia en la esfera global.

Qué nos queda ahora
Como dice el maestro Blades: "Pese a los problemas, hay que vivir" así que los grupos de la sociedad civil y las ONGs se preparan para lo que sigue, que es seguir buscando un tratado en firme y la reducción de emisiones necesaria.

Esto, debemos ser honestos en reconocerlo, no será posible solamente con un compromiso político (sea este legalmente vinculante o no) sino con medidas concretas en al menos tres aspectos:

Educación: Debemos tener en cuenta que el vivir sosteniblemente requiere un consumo responsable de los recursos por TODOS, costumbre lamentablemente abandonada desde al menos la década de 1950, cuando Victor Lebow lanzó su famosa frase:

Nuestra enormemente productiva economía demanda que hagamos del consumo nuestra forma de vida, que convirtamos la compra y el uso de los bienes en rituales, que busquemos nuestra satisfacción espiritual, nuestra satisfacción del ego, en el consumo. La medida del status social, de la aceptación social, del prestigio, debe ser encontrada ahora en nuestros patrones de consumo.

En este sentido, esta interesante nota de Nussbaum on Design nos demuestra como este mismo espíritu no se halla presente solamente en los consumidores occidentales, sino es también responsable del enorme crecimiento económico de los países asiáticos, dejándonos con esta cita rescatable:

Copenhague nos demuestra que necesitamos diseñar sistemas innovadores que permitan un fuerte crecimiento económico mientras cambiamos la manera en que lo logramos

Tecnología: Uno de los grandes problemas relacionados a la realidad del cambio climático es que la principal fuente que lo provoca es la generación de energía, que es la columna principal sobre la que se apoya nuestra civilización y en esto, el papel fundamental del rendimiento energético del petróleo y su relativa abundancia dado el momento geológico en que los homo sapiens aparecimos sobre el planeta, la creencia derivada de esta abundancia y disponibilidad y el poder que las empresas detrás de este negocio (incluyendo jugosos subsidios estatales) han detentado impidiendo el crecimiento de las posibles alternativas, incluyendo, particularmente, a la Energía Nuclear.

Lo cierto es que, si queremos siquiera llegar al escenario (considerado mortal por el Dr. Lovelock, como se mencionó en una entrada anterior) de una concentración de 450 ppm en la atmósfera, se necesita, en palabras de la agencia Internacional de Energía, una verdadera Revolución energética comparable a: la construcción de 17 plantas de energía nuclear al año entre hoy y el 2030; desplegar 17000 turbinas eólicas al año; o dos plantas hidroeléctricas de la magnitud de la presa de las Tres Gargantas en China. Tal esfuerzo requeriría una inversión de $10.5 trillones (o billones) durante los próximos 20 años, pero ahorraría al mundo unos $8.6 trillones (o billones) de dólares, según relata el siguiente artículo aparecido en Scientific American.

Otro aspecto a considerar es la aparición y puesta en servicio de tecnología de Captura de Cárbono, tomando el CO2 de la atmósfera y volviéndolo en una forma inerte, que puede ser, por ejemplo Carbonato de Calcio CaCO3, cuan factible es, cuan provechosa podría hacer y que países son los más apropiados para tal propósito, e independientemente de lo que se proponga, el cómo comprobar si los efectos ambientales descritos se producen, ideas propuestas, entre otras, en la siguiente columna de Jeffrey Sachs en The Guardian.

Otra columna, esta vez de Thomas Friedmann, en The New York Times es más rádical en sus propuestas, cito:

El único mecanismo lo suficientemente grande para impactar a la madre naturaleza es el padre codicia: El mercado. Sólo un mercado, con una forma dada por regulaciones e incentivos para estimular una innovación masiva en fuentes de energía masivas y libres de emisiones puede hacer un impacto en el calentamiento global. y ningún mercado lo puede hacer mejor que el norteamericano.

Independientemente de lo bien que puedan sonar las palabras de la cita anterior, tengamos en cuenta que, como la última crisis nos demuestra, los mercados, en especial donde es notoria la preponderancia de grupos de interés (como las aseguradoras en el caso de la ley de Salud que tanto ha peleado el gobierno de Obama) suelen ser más reactivos que proactivos y, como la nota siguiente de George Monbiot relata, Norteamérica está aun lejos en la tecnología de generación energética... ¿por qué? por la creencia que el libre mercado propulsa automáticamente la innovación, cosa que al parecer sigue siendo más una falacia que otra cosa.

Un tema que menciono brevemente, dado que será motivo de una mayor discusión posteriormente, sería el de la implementación de medidas de geoingeniería, como propone este reporte de la Royal Society de Londres. Aunque habrá que ver si es tan conveniente como podría parecer.

Sociedad: Desde la sociedad civil, debemos seguir manteniendo una presión sobre los gobiernos y las empresas por un mayor respeto al medioambiente, segur insistiendo en un tratado vinculante y sobre todos, que los legisladores nacionales y los cabilderos que siempre por allí andan no se salgan con la suya esta vez, porque si lo hacen, todos pagaremos el precio.

Blogalaxia Tags

Technorati Tags

Del.icio.us Tags:

3 comentarios:

Ella 13 de enero de 2010, 13:31  

Un informe muy completo sobre la cumbre sí señor.
Si no te importa te voy a enlazar desde una entrada de mi blog que también habla de la cumbre de Copenhague.
Mi blog tiene una temática solidaria y ecologista, y en esa línea iba la entrada, hablando de las consecuencias de la cumbre para los activistas de Greenpeace.
Para cualquier observación, consejo o si no quieres que te enlace sólo tienes que decirlo.
Muchas gracias por adelantado:
http://www.ecosolmurcia.blogspot.com

Isaac 16 de enero de 2010, 21:19  

Hola:

He visitado ya tu blog... me parece muy interesante, lo enlazaré desde el mío y no, no hay problema.

Ella 18 de enero de 2010, 3:58  

Hola Isaac,
he visto que tienes algunos tags de ecología. Si te interesa la ecología cuando escriba algo relacionado te puedo avisar.
Perdona que te escriba por aquí pero no he visto ningún correo...

Related Posts with Thumbnails

Acerca de Este Blog

Este blog reune notas con opiniones sobre todo, mucho, poco y nada, creaciones heroícas y no tanto, cosas oidas al pasar, citas no necesariamente citables y sobre todo, los devenires de una particular forma de percibir el mundo.

RPP Noticias

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP